Soy Invencible. ¿Cómo puedes derrotar a alguien que NUNCA se rinde?

Esta es una frase que me lleva rondando la cabeza desde hace tiempo. Y cada vez que la repito se me ponen los pelos de punta, se me pone cara de espartano y me empodero de una forma espeluznante.

Y es que es verdad, soy invencible!!!

Hace unos pocos días estaba en Múnich en un congreso y uno de los ponentes dijo: “La perseverancia siempre gana”. Es una frase muy corta, pero con una potencia espectacular. Siempre he considerado la perseverancia como una de mis mayores virtudes, pero tal vez no me había dado cuenta del poder que encierra esta virtud. Me hace invencible, soy invencible!!!

Seamos realistas, la vida está llena de dificultades y obstáculos. Y el emprendimiento ni te cuento… Pero debes dar las gracias a cada obstáculo porque te da la oportunidad de mejorar. Un fracaso sólo es fracaso si no te levantas tras la caída.

Vamos a intentar hacerlo muy gráfico. Imagina que te pones delante de ese obstáculo que te ha hecho caer, tal vez sea una situación o tal vez tenga nombre y apellidos (hay mucho fracasado tocapelotas que tiene miedo de que triunfes y le dejes en evidencia, qué le vamos a hacer). Haz que vea cómo te levantas tras la caída, mírale a los ojos y dile: “SOY INVENCIBLE, NUNCA ME RINDO!!!”. ¿Cómo crees que se sentirá? Es posible que te vuelva a tirar, pero vuelves a repetir la jugada, una vez tras otra, las veces que sea necesario. ¿Cómo crees que se sentirá si cada vez que te tira te levantas y le gritas que eres invencible? Lo normal es que acabe saliendo despavorido. O ¿cómo piensa derrotar a alguien que NUNCA se rinde?

 

Si te ha gustado este post, por favor compártelo y déjame tus comentarios.