O al menos eso es lo que habrás oído de mucha gente…

Pero estoy seguro de que mucha gente no ha aprovechado el potencial de este tipo de eventos, y están un poco quemados. Nos ha pasado a todos, pero tras unos cuantos, aquí va mi aprendizaje para ser la cerilla que destaque y no las que se queman 😋

Entonces, ¿los eventos de Networking funcionan?

Que SIIIII…

Pero Yago, ¿seguro que funcionan? Por que yo he ido a tres y no he vendido nada…

Eeeeeerroooooooor!!!!

Nunca vayas a vender un producto o un servicio a un evento de networking. eres el que está en venta.

Es el momento de que la gente te conozca y tú a ellos. Son el caldo de cultivo de relaciones más profundas.

Por eso el objetivo no debería ser soltar tu discurso, coger un taco de tarjetas y meterlas en la colección. Es el momento de picar el interés en los asistentes con tu discurso, para luego hacer el trabajo de verdad.

Picar el interés

Así es. En 30 0 60 segundos no vas a poder contar demasiado, y normalmente a la gente le importa poco lo maravilloso que sea tu negocio. Aprovecha para que simplemente se acuerden de ti para pedirte la tarjeta. Sé auténtico, breve, original. Hay dos cosas que siempre funcionan: el humor o la “patata”. Sé divertido (tampoco te vengas arriba que no es un monólogo) o toca el corazón de la gente. Pero nunca lo digas todo. El elevator pitch debe crear curiosidad, no satisfacerla.

Y… ¿cuál es el trabajo de verdad?

Pues una vez que nos hemos ido del evento, y sin dejar pasar más de 24-48 h. debemos buscar a todos los contactos que hicimos en las redes. Mételos en tu base de datos e incluye la mayor cantidad de información que puedas sobre ellos. Apunta dónde les conociste, a qué se dedican, qué les gusta, qué están buscando, fecha de nacimiento… Acaso no te parece un detallazo que te feliciten el día de tu cumple???

Una vez que tengas al contacto bien localizado en tu base de datos, contacta con él e invítale a un café. No cometas el error de mandarle un dossier o una presentación de tu negocio… A nadie le gusta recibir eso!!! Fuerza un segundo contacto. Con más tiempo y más tranquilidad podrás conocer con más detalle a la otra persona y preocuparte de verdad por sus necesidades. Sólo así sabrás si algo de lo que haces puede resolver alguno de sus problemas.

Pero fíjate que de esta manera, será el contacto el que te esté pidiendo algo, y no tú el que se lo está ofreciendo. Y eso cambia radicalmente la situación. Es el principio básico del Marketing de Atracción.

Esta ha sido mi experiencia y aprendizaje en los Networkings. Muy efectivos, pero si sigues las reglas. Si realizas bien este trabajo, seguro que sacas petróleo del próximo evento 😉

¿Cuál ha sido tu experiencia? ¿Nos la compartes en los comentarios?